Contigo Quiero..., vídeo de boda.

Recomendado en bodas.net

¿Valoras tus recuerdos?

Queréis que el día de vuestra boda sea inolvidable, con una ceremonia y una celebración llena de detalles y, para conseguirlo habéis dedicado mucho esfuerzo para poder cubrir todos los gastos que ello conlleva: Trajes de novia y novio, maquillaje, peluquería, invitaciones, catering,….


Conservar el recuerdo de este gran día y evitar que todos esos preciosos detalles se pierdan, implicará un gasto más a tener en cuenta en vuestro presupuesto: Vídeo y fotografía de boda.


Tenéis varias alternativas: Desde encargar esta tarea a algún familiar o invitado y, así, poder dedicar más presupuesto a otras cosas que creéis que pueden ser más importantes. Hasta dedicar una parte razonable de vuestro presupuesto a contratar profesionales que se encargarán de fotografiar y grabar en vídeo, desde un punto de vista original y diferente, todos esos detalles, a los que habéis dedicado tanto esfuerzo, junto con toda la alegría, sentimientos y emociones que derrocharéis acompañados de vuestros familiares y amigos.


La primera opción es gratis, pero cuando veáis el vídeo que os ha hecho vuestro amigo o familiar, seguramente penséis que habría merecido la pena contratar a un profesional y haber dejado a vuestro invitado que disfrutara junto a vosotros del día de la boda.


Si decidís contratar a profesionales del vídeo y la fotografía de bodas, entra en juego el factor precio. Encontraréis de todo. Lo más atractivo para el bolsillo suelen ser los llamados “packs”, en los que os ofrecen fotografía y vídeo juntos a un precio que suele ser económico.


En el caso de que el presupuesto para el vídeo y las fotos sea prioritario frente a la calidad del trabajo que esperáis recibir, podéis optar por uno de estos packs económicos que podréis encontrar, en algunos casos, por debajo de los 1000 euros.


En la mayoría de los casos (no siempre es así) el vídeo incluido en estos packs suele ser de estilo clásico y tradicional, de larga duración, que tiene un ritmo audiovisual lento y apenas tiene posproducción (a grandes rasgos y para que lo entendáis, quiere decir que las imágenes y el sonido que contiene el vídeo que recibís, practicamente, están como han sido grabadas y no han sido tratadas con posterioridad para mejorar, o corregir, niveles de luz, color, encuadres, movimientos, sonido, … ). Suelen ser vídeos que veréis en muy pocas ocasiones y que están editados de forma rápida para obtener el mayor beneficio económico posible.


También debéis saber que el precio de vuestro reportaje de boda no es integro para el fotógrafo o el videógrafo, pues una gran parte de este importe va destinado a pagar impuestos y gastos. Podéis tomar como referencia el precio del pack del que os he hablado antes y lo entenderéis: El 21% corresponde al IVA; El 15% (en el momento en el que escribo este artículo) es para pagar el impuesto del IRPF; La cuota mínima del seguro de autónomo de la Seguridad Social es 267 euros aproximadamente; Gastos de personal, desplazamiento, teléfono, soportes para el vídeo, album para las fotos, luz, agua, amortización de material de trabajo, …..


Teniendo en cuenta todo esto, es evidente que, por lo general, un pack de fotografía y vídeo de boda que se encuentre por debajo de dos mil quinientos euros no es rentable si se aplican todos los conceptos de los que hemos hablado. Incluso este precio, o superior, es solo el valor de los magníficos y espectaculares vídeos de bodas de estilo cinematográfico que realizan los mejores e influyentes videógrafos del momento (entre los que no me encuentro).


Antes de contratar un pack, al igual que os muestran y os explican con detalle todo lo relacionado con la fotografía, pedid también que os enseñen y os expliquen en qué consiste y cómo realizan el vídeo que os ofertan, desde el día de la boda hasta que os lo entregan. Así evitaréis sorpresas cuando recibáis vuestro vídeo y sabréis, en todo momento, qué clase de vídeo es el que tendréis según lo que vais a pagar por él.


Al elegir vuestro reportaje de boda, tened en cuenta que el fotógrafo y el videógrafo son profesionales diferentes que ofrecen servicios diferentes, aunque ambos utilicen una cámara como herramienta de trabajo. Aún así, el fotógrafo podrá ofreceros el vídeo y el videógrafo también os podrá ofrecer las fotos pero, seréis vosotros los que decidáis qué servício o servícios contrataréis con ellos, según la calidad de su trabajo y vuestro presupuesto.


Si valoráis vuestros recuerdos y el trabajo de los profesionales que van a captar los mejores momentos de vuestra boda, desde un punto de vista diferente al que pueda tener una persona sin formación para ello, entonces estoy seguro de que estaréis dispuestos a destinar una parte razonable de vuestro presupuesto para que un videógrafo y un fotógrafo sean los encargados de realizar esta tarea.


Quiero ver precios y características



Quiero ver vídeos